El trabajo a distancia a través de Internet llegó para quedarse

Desde hace varios años el teletrabajo se ha convertido en una manera de ganarse el sustento diario. Se puede realizar desde la comodidad de tu hogar y disponer de tu tiempo para hacerlo.

Con esta nueva metodología de trabajo las empresas en el mundo entero se preguntan ¿Quién debe asumir los gastos del teletrabajo ? Gastos como: agua, luz, internet entre otros, ¿Lo debe pagar la empresa contratante o el trabajador a distancia?

Por ahora, cada país tiene su regulación para el trabajo remoto, sin embargo, por regla general es la empresa o empresario quien debe asumir los gastos que genere el trabajador en casa, tanto las herramientas empleadas para realizar el trabajo como: la silla, mesa, telefono, ordenador entre otros.

Fuente: Pixabay

No obstante, esto muchas veces no ocurre así, porque el trabajador acepta sin condicionamiento trabajar a distancia por poco dinero, solo para cubrir sus necesidades básicas y muchos empresarios y empleadores se valen de esto para pagar la menor cantidad posible.

De acuerdo, a los expertos en la materia, tanto la empresa como el trabajador deberán acordar el pago por el servicio prestado a distancia considerando los gastos adicionales, así como, los costo de prevención de riesgo (protección de salud), es decir acordar claramente el pago.

Por otro lado, si el trabajador no tiene conexión a internet, el empresario o empleador deberá asumir los gastos que se genere para la realización del servicio si fuera necesario.

Actualmente, la crisis ocasionada por la pandemia ha hecho que se rompan los paradigma en la manera de trabajar de muchas empresas convirtiendo en oficina su propia casa, donde muchas son las interrogantes legales al respecto en relación a las obligaciones y derechos de los trabajadores y de las empresas o empleadores.

Si bien en España el teletrabajo no está regulado, hay reglas generales que no deben ser impuestas bajo ningún concepto y de acuerdo con Marcos Judel se requiere de un acuerdo entre las partes.

Para trabajar a distancia se necesitan medios tecnológicos que se le deben facilitar al empleado o trabajador como dispositivos, ordenadores entre otros, y el empleador o empresario no podrá instalar ningún mecanismo de control o sistemas de seguridad específicos en los equipos instalados en la casa del empleado.

Según la Audiencia Nacional, apunta Raúl García, socio de Laboral de EY Abogados, señaló en 2019 que obligar al trabajador a aportar un medio tecnológico personal como un móvil para realizar el trabajo “supone abuso de derecho empresarial, incluso aunque la empresa pague una compensación al respecto y estuviese previsto en el contrato de trabajo”.

Fuente: Pixabay

El RD ley 8/2020, prevé que el empresario o empleador debe facilitar los medios oportunos para hacer posible el trabajo remoto, “al objeto de que las relaciones de trabajo se preste con normalidad”.

En cuanto a la paga o sueldo, este debe ser acorde a la actividad que se realiza, si el trabajador está en una empresa y ésta pide trabajar a distancia (por razones obvia), el sueldo deberá ser superior a los que devengaba dentro de la institución, de manera que pueda sufragar los gastos adicionales o acordar a que la empresa los asuma.

Sin embargo, no solo el teletrabajo es para los empleados que laboran en oficina, sino para personas que se dedican a realizar prestaciones de servicios remotos de forma freelance.

En estos casos, muchos de los empleadores no asumen gastos, sino acuerdan un sueldo dependiendo de las horas realizadas, por ejemplo, si un trabajador de teletrabajo freelance trabaja 4 horas al día, como mínimo debería recibir 72 euros diarios, es decir si trabaja de lunes a viernes 4 horas tendría a final de semana 350 euros y un total de 1.440 euros al mes. 

Fuera de España los trabajadores a distancia pueden cobrar por la cantidad de trabajo realizado, es decir de acuerdo a la complejidad.

Por ejemplo, un redactor o copywriter se estiba que cobre en un nivel básico USD$ 3,87, nivel medio USD$ 10.00 y un nivel avanzado USD$ 25.00 por cada 400 palabras. 

Otros empleadores o empresarios pagan un valor que va desde los USD$ 7,00 y USD$ 34,00 por cada 300 palabras. Sin embargo, muchos trabajadores de este medio trabajan por mucho menos dinero de lo que indica la normativa, es posible que se deba a la necesidad que tenga el trabajador de generar ingreso o porque los empresarios y/o empleadores se valen de esa necesidad para minimizar gastos.

Lo cierto es que, todos los trabajadores a distancia trabajan arduamente y es bien merecido el dinero que reciben por su trabajo, tomando en cuenta que el teletrabajo llegó para quedarse y es de gran ayuda para las empresas.

El teletrabajo llegó para quedarse y está cambiando la manera de trabajar de las empresas, donde no se requiere de oficinas para llevar a cabo muchas de las actividades de oficina como: contabilidad, administración, marketing digital, diseño gráfico etc., y el empleado puede perfectamente disponer de su tiempo para realizar la actividad durante el día.

En un informe estatal de Brasil indica que al menos una cuarta parte de las actividades laborales se pueden realizar a distancia, esto representa el 22,7%.

Así mismo,  una investigación llevada a cabo por la Universidad de Chicago en los estados Unidos sobre el trabajo a distancia en 86 países también arrojó datos de importantes en Latinoamerica, incluyendo Chile y Brasil y también se analizaron casos en Bolivia, Ecuador, Guatemala, El Salvador, Honduras, Panamá y México.

De estos 86 países evaluados Luxemburgo es el país con mayor capacidad de implementar el sistema de trabajo en casa. Suiza, Reino Unido, Noruega, Bélgica, Malta, Estados Unidos, Holanda, Islandia, Suecia tienen un ranking del 49% en esta actividad de teletrabajo.

Este confinamiento producto del Covid-19 ha obligado a muchas empresas a nivel mundial a implementar esta modalidad de trabajar a distancia con la finalidad de que los trabajadores puedan cumplir con el distanciamiento social previsto por la Organización Mundial de la Salud.

Se estima que el teletrabajo no tenga vuelta atrás, considerando los beneficios que cada empresario a podido obtener en esta crisis, pareciera que un cambio inminente viene pronto,, es el trabajo del futuro y lo mejor de todo es que cada empresa, empleador, trabajador puede generar dinero desde su casa, minimizando así los gastos de traslado.

Cada empresa o empleador debe considerar, mediar o acordar bien los términos y condiciones de contratación del personal que realice el teletrabajo, ya que cada país tiene sus propias normativas, que hoy en día se están modificando para que el empleado puede tener los mejores beneficios.

Es oportuno que cada una de las partes llegue a un acuerdo ganar ganar para evitar que el trabajador salga perjudicado, tomando en cuenta que no sería necesario contar con oficinas administrativas para llevar una empresa y sacarle el mejor provecho a la tecnología y al internet.

Si te gusto esta noticia te pedimos que la compartas con tus amigos y familiares de manera que otros puedan estar al tanto de lo que está aconteciendo en el tema del teletrabajo. Mrp.

Fuente: cincodias.elpais, emprendepyme, genwords, baenegocios, news.google, pixabay.